domingo, 23 de septiembre de 2007

Verdades


No era la depresión otoñal, ni la tristeza por la estancia en la UCI de mi portátil (de la que, por cierto, ya ha salido) sino que era.... el síndrome premenstrual haciendo de las suyas!

Ays! Se que ya lo he dicho alguna vez pero... ODIO QUE LAS HORMONAS ME DOMINEN!!!

1 comentario:

brujaaveria dijo...

Amiga mía... hay que aprender a tenerlas a raya... pero qué se han creído esas hormonas? Se creen que pueden contigo? Malditas prepotentes, hipotálamo traidor...